Neumología alcanza el nivel de excelencia

Servicio de Neumología el hospital de leon

Por los 300 nuevos pacientes estudiados desde el inicio de la actividad en 2014, por las 35 biopsias pulmonares mediante broncoscopia por cirugía torácica videoasistida, por 68 lavados broncoalveolares para el diagnóstico, por participar en dos ensayos clínicos con nuevos fármacos, tres proyectos de investigación multicéntricos y dos proyectos propios, por colaborar con el registro español de fibrosis pulmonar ideopática y en los registros de enfermedades raras del Instituto de Salud Carlos III y por contribuir a la elaboración de las dos normativas de fibrosis pulmonar ideopática. Estos son algunos de los trabajos que valora la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) para conceder la acreditación de excelencia a la unidad especializada de enfermedades pulmonares intersticiales difusas (inflamación) del servicio de Neumología del Hospital de León. El reconocimiento es el único concedido a un hospital de la Comunidad — a excepción del Hospital Universitario de Salamanca, centro de referencia en cirugía torácica de la Comunidad— y uno de los doce concedidos en España. Por delante de León sólo están ocho hospitales españoles altamente especializados y con capacidad para cirugías de trasplante de pulmón.

Las enfermedades intersticiales del pulmón (EPID) constituyen un grupo muy heterogéneo de afecciones que afectan a las estructuras alveolo-intersticiales. La incidencia en España está en 7,6 casos por 100.000 habitantes. La más frecuente es la fibrosis pulmonar idiopática (FPI) con una prevalencia estimada en España de 13 casos por 100.000 habitantes en mujeres y 20 por 100.000 habitantes en varones. «La mayoría pueden encuadrarse en el conjunto de enfermedades pulmonares raras, definidas por la Unión Europea como aquellas que afectan a menos de 5 de cada 10.000 personas) debido a su baja incidencia, aunque estas cifras podrían estar infraestimadas», explica la médico especialista en Neumología del Complejo Asistencial Universitario de León y directora del Comité de Congresos de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ), Elena Bollo.

«El diagnóstico definitivo, en muchas ocasiones es difícil y debe integrarse de forma sistemática los datos clínicos, radiológicos y anatomopatológicos. Es decir, para un correcto diagnóstico hace falta un equipo multidisciplinar compuesto, como mínimo, por neumólogos, radiólogos y patólogos con experiencia en el estudio de estas enfermedades». La recomendación queda establecida en las últimas guías de la American Thoracic Society/European Respiratory Society (ATS/ERS) de neumonías intersticiales idiopáticas y de FPI, en el consenso español para el diagnóstico de las neumonías y en la normativa de la Separ. Además, es importante incluir en el equipo multidisciplinar a cirujanos torácicos ya que el diagnóstico requiere una biopsia pulmonar quirúrgica, y de otras especialidades como reumatólogos, por la frecuente relación entre las enfermedades autoinmunes, como la artritis reumatoide, el lupus eritematosos sistémico y la esclerodermia con la afectación pulmonar.

«La posibilidad de contar con nuevos recursos terapéuticos para la fibrosis pulmonar idiopática, con fármacos antifibróticos, en los casos leves-moderados, hace aún más imprescindible el diagnóstico de certeza y en fases tempranas, así como un correcto seguimiento y una adecuada indicación de trasplante pulmonar», asegura Elena Bollo.

Para garantizar una asistencia completa, desde la Separ se promueve una guía integradora, sujeta a modificaciones en el tiempo y con carácter voluntario, para la acreditación de unidades de enfermedades intersticiales pulmonares de los servicios de Neumología españoles. La acreditación se renueva cada cinco años siempre que la unidad cumpla los criterios previamente establecidos. El objetivo fundamental es asegurar y mejorar el cuidado de los pacientes afectados y establecer unas premisas que permitan posteriormente la elaboración de un programa docente para la formación específica en esta especialidad.

Desde la puesta en marcha de la consulta monográfica del enfermedades intersticiales en 2014 se han valorado más de 300 pacientes del área sanitaria de León. Por la consulta pasan actualmente ochenta pacientes nuevos y se realizan 300 revisiones anuales. El servicio espera implantar en el futuro una consulta conjunta de Reumatología y Neumología y la posibilidad de contar con un becario para actividades de investigación.

El objetivo de la unidad es mejorar el nivel de cuidado a los pacientes, asegurando un marco de calidad asistencial; establecer los recursos y facilitar la gestión de los mismos; impulsar el desarrollo de planes formativos en enfermedades intersticiales pulmonares y avanzar en el concepto de ‘acreditación del conocimiento’; favorecer la colaboración con profesionales de otras disciplinas clínicas, en un entorno de colaboración; y promover la investigación en las enfermedades pulmonares intersticiales.

El equipo realiza una sesión multidisciplinar una vez al mes con la participación de los miembros de la unidad y médicos adjuntos y residentes de los servicios correspondientes para realizar la valoración y discusión de los pacientes estudiados en consulta respecto a pruebas diagnósticas, diagnóstico final de consenso, tratamientos indicados y seguimiento. «Los miembros de la unidad participan en actividades de formación continuada acreditada con asistencia a cursos y congresos específicos y asistencia a congresos regionales, nacionales e internacionales con la presentación de comunicaciones sobre enfermedades intersticiales», asegura Elena Bollo. Además, participan como autores de publicaciones científicas y en registros y proyectos multicéntricos sobre estas enfermedades

¿Qué son?

En las unidades especializadas se incluyen los centros con recursos que permiten al correcto diagnóstico y el tratamiento de las enfermedades pulmonares intersticiales difusas. La unidad de León está formada por una neumóloga (Elena Bollo de Miguel), una radióloga (Inmaculada Herráez Ortega), y una patóloga (Nieves Alonso Orcajo) con formación acreditada y especial dedicación a las enfermedades intersticiales, además de una reumatóloga (Elvira Díez Álvarez) con dedicación especial y experiencia en enfermedades autoinmunes.

El servicio de referencia del Hospital está en Salamanca, con el que trabaja en colaboración a través de videoconferencia.

 

Fuente: http://www.diariodeleon.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *